Sandra Ponce

SANDRA MARÍA ELENA PONCE BERNAL

Nacida el 18 de agosto de 1954 en Lerma Estado de México. Estudió teatro desde los 14 años de edad, y ya de la mano de su pareja Reyna Barrera, ésta la llevó a la Escuela del Ballet Folklórico de Amalia Hernández, a los 19 años de edad.
Ha obtenido entre otros Premios: Mejor actriz el concurso de Lecturas Dramatizadas “Elena Garro” organizado por la SOGEM y CIDAL, con la obra: El Ajustador de Ivonne Reyes Chiquete, dirección Edgar Muñiz. Premio 2001 Maricruz Olivier, Revelación Femenina, con la obra Pasaje de regreso, de Susana Robles, otorgado por la Agrupación de Periodistas Teatrales.
Las siguientes obras fueron escritas para ser interpretadas por Sandra Ponce: *Todas se llaman Lucrecia, de Leonor Azcárate. *Isadora de José Rafael Bravo Meza. *Reina de carnaval, de Edgar Muñiz.
Pasó 38 años viviendo con Reyna como su novia, amante, concubina, hasta que se aprobó el matrimonio igualitario y se casaron en 2010, así suman 46 años de vida en pareja.
Integrante del Consejo editorial de LeSVOZ desde 2008.

Biografía por ella misma.

En realidad, me llamo Sandra María Elena Ponce Bernal. Nací el 18 de agosto de 1954 en Lerma Estado de México a las 13 horas, ese día cayó una centella en el campanario de la iglesia y destruyó la cúpula. Mi mamá regresó a la ciudad de México cuando tenía unos meses de nacida, no volví a Lerma sino hasta 1999, cuando fui a dar una función de la obra “El porvenir del sueño” de Edgar Muñiz. Ese día cayó una granizada terrible, el pueblo y la carretera lucían como estampa de Navidad extranjera. Después de la función dije: Yo creo que no vuelvo a este pueblo que me recibe a centellazos y granizadas, pero sí regresé en 2010 por el acta de nacimiento para casarme con Reyna.
Cuando tenía 14 años empecé a estudiar teatro en un centro del Seguro Social, allí aprendí teatro haciéndolo, con la obra “Antígona” de Bertold Brech en los teatros del Seguro Social: Legaria, Tepeyac, Reforma, Independencia, Cuauhtemoc, en el Centro Vacacional Oaxtepec y otros. Se montaron obras infantiles: “El príncipe del Castillo del Cerro Negro”; “Don Gil González de Alba” de José Peón Contreras y nos presentábamos en plazas y parques públicos.
A los 17 años entré a trabajar a un consultorio de Pediatras, como telefonista y seguía haciendo teatro. En uno de esos grupos empecé a ensayar una obra de Graciela Gabarrón, tenía 19 años. La directora y algunos actores organizaron una fiesta para alguien, yo los escuché por casualidad y se vieron forzados a invitarme. Fui con mis amigos actores, estaba bailando, cuando la puerta se abrió y entró Reyna. Nos vimos directamente a los ojos y desde ese momento algo pasó; me fui a sentar junto a ella, bailamos, me besó, bebí de su copa.
Nos hicimos novias y dos años después, me fui a vivir con ella a su departamento de Tlatelolco. Yo quería estudiar danza y Reyna me llevó a la Escuela del Ballet Folklórico de Amalia Hernández, me inscribí en danza contemporánea, estudié técnica Nicolai, más tarde otras como Graham y Butho.
Aprendí de maestros maravillosos como Valentina Castro, Rosa Reina, Pilar Urreta, Eva Zaphe, Raúl Flores Canelo, Lidia Romero, Jorge Domínguez y la maestra de mi vida ha sido Graciela Henríquez quien me llevó a la Academia de la Danza, donde se estaba formando el Centro Superior de Coreografía: en este tiempo también tomé clases en la Academia de Federico Castro y en la Casa del Lago en el taller de danza de Luis Zermeño, hasta que Graciela Henríquez e Ismael Fernández formaron el Grupo Tropicanas Holiday.
Con Graciela Henríquez he participado en: “Las Criadas” “Las tardes de Salomé”, “Presagios”, “Radioranzas” y en “Una noche de octubre que no se olvida”. Trabajé con el grandioso José Antonio Alcaraz, crítico de teatro, musicólogo, director de ópera y escritor. En Tláhuac formé una colectiva de mujeres artistas, con Carmen Mejía, y Reyna Barrera, llamada COMUART.
Trabajé en opera como actriz, bailarina y coreógrafa bajo la dirección escénica de José Antonio Alcaráz en el Palacio de Bellas Artes en: Salomé, El gato con botas, La Traviata, Romeo y Julieta. En Querétaro como coreógrafa de Carmen.
Entre los Premios: de Mejor actriz gane el concurso de Lecturas Dramatizadas “Elena Garro” organizado por la SOGEM y CIDAL, con la obra: El Ajustador de Ivonne Reyes Chiquete, dirección Edgar Muñiz. Premio 2001 Maricruz Olivier, Revelación Femenina, con la obra Pasaje de regreso, de Susana Robles, otorgado por la Agrupación de Periodistas Teatrales.
Obras escritas para Sandra Ponce:
*Todas se llaman Lucrecia, de Leonor Azcárate.
*Isadora de José Rafael Bravo Meza.
*Reina de carnaval, de Edgar Muñiz.

Pasaron 38 años viviendo con Reyna como su novia, amante, concubina, hasta que se aprobó el matrimonio igualitario y nos casamos en 2010. Así suman 49 años de todo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: