fbpx

La boda de la mujer maravilla, Reyna Barrera

Se presenta este texto escrito por la dramaturga Reyna Barrera, alusivo a la develaci贸n de la placa por las 200 representaciones de la obra de teatro: "La boda de la mujer maravilla", escrita y dirigida por la profesora Edna Ochoa. Fotograf铆as de Claudio Ochoa.
La obra de teatro concluy贸 sus presentaciones el pasado mes de mayo de 2022, y en cuanto se vuelva a reponer avisaremos por nuestros medio.

-0-

Al centro: Reyna Barrera y Edna Ochoa, fotograf铆a de Claudio Ochoa.

La boda de la mujer maravilla

Presentada en el teatro Rodolfo Usigli, con la participaci贸n de Antonieta Mart铆nez en el papel de Rubelia, Mar铆a Luisa Medina en el de Concha, como Melquiades Tizoc Torrescano, a cargo del dise帽o de escenograf铆a e iluminaci贸n estuvo Jorge Ram铆rez y tramoya, iluminaci贸n y sonido Jos茅 Luis Narv谩ez y Juan Luis Garc铆a.

Edna Ochoa escribi贸 y dirigi贸 de manera equilibrada, casi perfecta, por lo que demuestra una gran calidad dram谩tica, as铆 como para manejar el espacio: un escenario donde hay personas y objetos adem谩s de luz. Los objetos en un escenario teatral adquieren la capacidad de expresar un m谩s all谩 sobre la obra.

Fotograf铆a de Claudio Ochoa

El escenario plantea un ambiente lejano que muestra algo que qued贸 en la historia y que ahora rodeado de un aliento de decadencia se presenta.

La obra materializa los pensamientos de la vejez. As铆 dos mujeres de la tercera edad sobreviven y el mundo se mueve a trav茅s y lejos de ellas.

El lugar denota la decadencia, s贸lo en primer plano, un ba煤l y una mecedora importantes, en cambio una mesita y un par de sillas en el segundo plano que parece que van a deshacerse por la falta de mantenimiento, as铆 como una charola y un candelabro que est谩n a punto de ser enviados a la basura.

Los objetos cobran vida propia cuando comparten la acci贸n con la actriz, ella, en un momento inesperado busca en el ba煤l su vestido de boda y entonces se inicia una coreograf铆a. Rubelia saca su vestido del arc贸n y se lo pone en un acto de amor por el movimiento, el equilibrio, la elegancia y la destreza con la que danza, dentro y fuera del vestido, con la memoria de 50 a帽os atr谩s. Jirones de la circunstancia que fueron hilvanes de aquellos deseos y la imaginaci贸n oculta en el dobladillo.

Concha se pierde como efectiva sombra del pasado, se le siente respirar cuando los pocillos de peltre chocan uno con otro al caer de su mano temblorosa y las velas no se encienden sino a trav茅s de algunos intentos de cerillos de madera. Como sus tentativas de sostener la realidad a pesar del Parkinson que arrastra.

La voz de la m谩scara de la mujer maravilla se multiplica al dividir su dialogo entre el visitante y su hermana. La obra dura un acto donde cobra vida toda la locura sobre la boda, despu茅s de recibir el telegrama de Melquiades, quien amenaza con llegar esa misma tarde. Novio que huy贸 el d铆a de la boda a帽os atr谩s y que regresa tal vez con una fortuna inesperada.

Fotograf铆a de Claudio Ochoa

Las im谩genes se crecen como las sombras del pasado. Y por fin llega Melquiades con un ramito de flores en la mano.

PD: Querida Edna Ochoa he ido a develar una placa en honor del trabajo que tu grupo ha realizado durante una larga temporada y es necesario felicitar a todas y todos. Esta acci贸n ha sido para m铆 un gran honor.

Me hubiera gustado llevarte un inmenso ramo de rosas rojas, en s铆mbolo de mi amor por ti, color y aroma que ya no se mantiene con el tiempo, sino solo se guarda en el coraz贸n.聽聽

 

A %d blogueros les gusta esto: