fbpx

F煤tbol femenil en M茅xico, opresi贸n y resistencia

Equipo Femenil, el 15 de agosto de 1971, en el partido inaugural del II Mundial de F煤tbol Femenil en el Estadio Azteca, fotograf铆a de 鈥淓ditorial-MedioTiempo鈥

Futbol femenil en M茅xico, una historia de opresi贸n y resistencia.

Por Silvia Isabel G谩mez

Este reportaje forma parte del proyecto 鈥淟as mujeres f煤tbolistas y sus derechos humanos laborales. Una mirada rumbo al Mundial 2026鈥, de la Red de Mujeres Sindicalistas).
(El presente reportaje se publica en LeSVOZ, como una cortes铆a de parte de Sem Mexico - Sara Lovera).

Para el segundo Campeonato Mundial de F煤tbol Femenil, en 1971, las porter铆as del Estadio Azteca se pintaron de rosa y blanco. En la inauguraci贸n, el 15 de agosto, m谩s de 80,000 personas presenciaron c贸mo las mexicanas se impon铆an a las argentinas por tres goles a uno. El juego de las mujeres hab铆a dejado las canchas pedregosas, sin gradas ni vestuarios, para tomar el mayor recinto futbol铆stico del pa铆s.
En ese a帽o, los 鈥減artidos profesionales masculinos鈥 rara vez reun铆an 20,000 asistentes en un estadio, consignan Brenda J. Elsey y Joshua H. Nadel en F煤tbolera (Ediciones UC, 2021).

Xochitl, emblema del Mundial Femenil de F煤tbol M茅xico 1971.

Las jugadoras de la selecci贸n hab铆an logrado un a帽o antes en Italia el tercer lugar ante Inglaterra en la primera edici贸n del campeonato, organizado por la Federaci贸n Internacional Europea de F煤tbol Femenil. Desde entonces, su presencia en la prensa era constante. D铆as antes de disputar la final ante Dinamarca, las mexicanas exigieron un pago por su trabajo; si no recib铆an del presidente del comit茅 organizador, Jaime de Haro, dos millones de pesos, no acudir铆an al partido. Se calculaba que, por la venta de boletaje, concesiones de televisi贸n y souvenirs, se hab铆an obtenido no menos de nueve millones de pesos, escribe Maritza Carre帽o en su tesis F煤tbol femenil en M茅xico 1969-1971.
La excusa para no pagarles era su condici贸n de amateurs. En lugar de dinero, les ofrec铆an regalos de hasta cinco mil pesos. Dos d铆as antes del juego, tras una llamada del regente del Departamento del Distrito Federal, Octavio Sent铆es, las jugadoras desistieron de su petici贸n por el bien del 鈥渘ombre de M茅xico鈥. El equipo nacional perdi贸 con un marcador 3-0 ante 90,000 personas y el 脕ngel de Oro fue para las danesas.
En esta lucha pionera, el historiador del deporte Giovanni P茅rez Uriarte advierte un v铆nculo con las demandas actuales de las f煤tbolistas por tener salarios justos. 鈥淔ueron las primeras en emprender una batalla a favor de la profesionalizaci贸n鈥, subraya. 鈥淧iden que les paguen, y eso era de avanzada. Implicaba reconocerlas como trabajadoras y que se les tratara en igualdad de condiciones respecto a los varones鈥.
La lucha pas贸 factura al f煤tbol femenil. A partir de 1972, desapareci贸 progresivamente de la prensa. Pero no dej贸 de jugarse. Aunque a las mujeres les resultaba dif铆cil encontrar estadios, hubo muchas ligas, pero al igual que sucedi贸 con los campeonatos mundiales, no tuvieron reconocimiento oficial.
La Federaci贸n Internacional de F煤tbol Asociaci贸n (FIFA), que a煤n no inclu铆a al f煤tbol femenil en sus reglamentos, prohibi贸 en 1971 a la Federaci贸n Mexicana de F煤tbol (FMF) organizar torneos con jugadoras. 鈥淟a FMF鈥, se asegura en F煤tbolera, 鈥渁menaz贸 con multar a los clubes con 25,000 pesos si permit铆an que los equipos femeninos practicaran o jugaran en sus canchas鈥. Tuvieron que pasar veinte a帽os para que se celebrara, en China, la primera Copa Mundial de F煤tbol Femenino de la FIFA, que gan贸 Estados Unidos.
鈥淓s una historia de opresi贸n鈥, reconoce P茅rez Uriarte, 鈥減ero tambi茅n de mucha resistencia, y de transgresi贸n. En 1971 se sentaron las bases de una lucha que las f煤tbolistas mantienen hasta el d铆a de hoy鈥.

鈥楴adie trabaja gratis鈥

En M茅xico, los sueldos de las f煤tbolistas son un secreto bien guardado. Un tuit del periodista Vladimir Garc铆a coron贸 a Katty Mart铆nez, del Am茅rica, como la jugadora mejor pagada de la liga femenil, con 130,000 pesos (6,500 d贸lares) mensuales.
El jugador m谩s valioso de la Liga MX es Florian Thauvin, extremo derecho de Tigres, que seg煤n el portal Fichajes.com cobra un salario de 468,000 d贸lares mensuales.
La disparidad se replica a nivel internacional con 茅l y la ganadora del Bal贸n de Oro en 2021. Alexia Putellas, capitana del F. C. Barcelona, cobra 166,000 d贸lares al a帽o, mientras que Leonel Messi recibe 45.5 millones de d贸lares anuales del Paris Saint Germain.
Seg煤n la encuesta Global Sports Salaries 2017, en la temporada 2017-2018 las jugadoras de la Liga MX Femenil ganaban en promedio 3,500 pesos al mes, mientras que los sueldos m谩s bajos de los f煤tbolistas eran de 25,000 pesos mensuales.
La Comisi贸n Federal de Competencia Econ贸mica (Cofece) destap贸 un tope salarial que se mantuvo desde noviembre de 2016, un mes antes de la creaci贸n de la Liga MX Femenil, hasta mayo de 2019. La medida se acord贸 para que los clubes tuvieran 鈥渕enor presi贸n competitiva para contratar jugadoras, ya que sus competidores no les ofrecer铆an un sueldo superior鈥, se lee en la versi贸n estenogr谩fica de la sesi贸n. La cantidad m谩xima que pod铆an ganar las f煤tbolistas eran 2,000 pesos mensuales; el a帽o siguiente se increment贸 a 15,000 pesos al mes.
En septiembre de 2021, la COFECE resolvi贸 multar con 177.6 millones de pesos a 17 clubes y a la FMF por esta pr谩ctica y por imponer el llamado 鈥減acto de caballeros鈥, que imped铆a a un jugador negociar libremente su contrato.
La directora de la Liga MX Femenil, Mariana Guti茅rrez Bern谩rdez, asegur贸 en una entrevista con As, sin dar cifras, que por su ingreso las f煤tbolistas se ubicaban en el 6 por ciento de la poblaci贸n, seg煤n datos del Inegi de 2021. Esto equivaldr铆a a un m铆nimo de 15,000 pesos mensuales. Hace un a帽o, todav铆a afirmaba que uno de sus objetivos era que los clubes dotaran de sueldos 鈥減rofesionales reales鈥 a las jugadoras.
La Asociaci贸n Mexicana de F煤tbolistas (AMFpro) dio a conocer en febrero de 2021 su iniciativa de proponer a la FMF la creaci贸n de un salario base para las y los f煤tbolistas. M谩s de un a帽o despu茅s, no se han reportado avances.
Nicole Paredes, directora de Player Doce, agencia que representa a doce jugadoras de la liga, advierte que el hecho de carecer de buenas condiciones laborales hace que el rendimiento de las f煤tbolistas baje o no sea el adecuado.
鈥淵a no es una liga prototipo ni un proyecto鈥, se帽ala. 鈥淎s铆 como las jugadoras, con su esfuerzo, han ido mejorando su nivel, haci茅ndola m谩s competitiva y atractiva para patrocinadores y espectadores, esto deber铆a acompa帽arse del crecimiento en los salarios, pues eso las encaminar谩 a la verdadera profesionalizaci贸n. Por m谩s que amen lo que hacen, nadie trabaja gratis ni come del amor al f煤tbol鈥.

Violencia econ贸mica

Selecci贸n Femenil de F煤tbol M茅xico 2022

Este tipo de pr谩cticas discriminatorias incurren en una violencia de tipo econ贸mico, precisa la abogada Zitlally Flores Fern谩ndez, especialista en derecho deportivo. 鈥淎 menudo, (estas brechas salariales) ni siquiera se perciben como una problem谩tica que vulnera los derechos de las mujeres鈥.
Entre los recursos legales que existen para combatir la discriminaci贸n salarial menciona la Constituci贸n Pol铆tica de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y tratados como el Pacto Internacional de Derechos Econ贸micos, Sociales y Culturales.
La abogada feminista Paulina Madero Su谩rez, cofundadora de Transforma MyM, agrega la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminaci贸n, y la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.
鈥淔altar铆a tambi茅n鈥, indica Flores Fern谩ndez, 鈥渜ue la Ley General de Cultura F铆sica y Deporte incorpore una perspectiva de g茅nero, que no tiene, para que pueda ser un marco regulador y de protecci贸n para las deportistas鈥.
En su informe de 2020, Raising Our Game, la Federaci贸n Internacional de F煤tbolistas Profesionales (FIFPro) urge a establecer 鈥渆st谩ndares b谩sicos鈥 en las condiciones laborales de las f煤tbolistas que les garanticen 鈥渢rabajos dignos, estables y seguros鈥, pide una mayor inversi贸n en el f煤tbol femenil y llama a encontrar 鈥渕odos creativos鈥 de comercializarlo.
鈥淐omo punto de partida鈥, se se帽ala, 鈥渆s crucial que se reconozca el estatus profesional de las jugadoras. En otras palabras, la tarea que realizan debe ser reconocida en primer lugar como un trabajo鈥.
El informe menciona avances logrados en las ligas varonil y femenil de Australia, y en el club Ajax de 脕msterdam, que acordaron establecer un salario m铆nimo para jogadores y jugadoras.
En Chile, la creaci贸n de un sindicato permiti贸 que se acelerara la batalla por la profesionalizaci贸n de las f煤tbolistas. La Asociacion Nacional de Jugadoras de F煤tbol Femenino celebr贸 en marzo la aprobaci贸n en la C谩mara de Diputadas y Diputados de una ley que obliga a los clubes a contratar, en un plazo de tres a帽os, a las f煤tbolistas que integran sus plantillas.
Las selecciones nacionales femeniles han logrado tambi茅n avances en sus demandas de igualdad salarial; las jugadoras de pa铆ses como Inglaterra, Brasil, Irlanda, Noruega, Finlandia y Estados Unidos, ya cobran lo mismo que sus compa帽eros varones.
Ante estos ejemplos, Flores Fern谩ndez, profesora-investigadora en la Universidad Ju谩rez del Estado de Durango, considera que la creaci贸n de un sindicato podr铆a contribuir a mejorar las condiciones laborales de las f煤tbolistas mexicanas. 鈥淒e manera aislada no se van a lograr avances, hay que organizarse鈥.
El Estado tampoco debe ser omiso, se帽ala, en su obligaci贸n constitucional de proteger los derechos humanos, en este caso, de las f煤tbolistas. Y plantea la posibilidad de interponer un 鈥渓itigio estrat茅gico鈥 con el prop贸sito de lograr la igualdad salarial, recurrir a los tribunales laborales y, si se agotan las instancias, llevar la petici贸n a la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n.
Madero Su谩rez afirma que no basta con que la FMF plantee en sus estatutos el objetivo de 鈥渇omentar el desarrollo del f煤tbol femenino y procurar la participaci贸n de las mujeres en todos los niveles de gobernanza del f煤tbol鈥. Si no establece acciones espec铆ficas, evaluables, que permitan monitorear la implementaci贸n de esta pol铆tica, dice, 鈥渆s letra muerta鈥.
Para que la Liga MX Femenil sea 鈥渁utosustentable鈥, como ha planteado Guti茅rrez Bern谩rdez, tiene que existir un respaldo institucional, agrega. 鈥淪e necesitan medidas afirmativas. Si no se destina un presupuesto al f煤tbol femenil y se establecen medidas para equilibrar el desbalance entre ambas ligas, realmente no hay un compromiso. La igualdad tiene un costo y requiere procesos鈥.

鈥楨l aplauso鈥

El valor de la Liga MX, seg煤n su presidente Mikel Arriola, es de 2,400 millones de d贸lares. Es la d茅cima en el mundo por su tama帽o, y la sexta por el n煤mero de asistentes en los estadios.
Aunque las jugadoras cuentan con 1.5 millones de personas que las siguen en las redes sociales, la igualdad salarial es un tema 鈥渁 desarrollar por meses y a帽os鈥, seg煤n el presidente de la FMF, Yon de Luisa. En 2020 advirti贸 que si ordenaran a los clubes subir los sueldos de 鈥渓as chicas鈥, el resultado ser铆a la desaparici贸n de los equipos.
Las palabras de Guti茅rrez Bern谩rdez durante su participaci贸n en la International Sports Convention en Londres no resultaron alentadoras: 鈥淰isibilidad es la palabra clave para el f煤tbol femenil. Necesitamos verlo para creer que podr谩s ser profesional. (鈥) Ya construimos la liga, ahora hay que construir el sue帽o鈥.
Un informe de la FIFA de 2021, Setting the Pace, con informaci贸n recabada en 2019 entre 30 ligas y 282 clubes, registra que el ingreso promedio por club en la Liga MX Femenil es de 259,000 d贸lares, y que el 80 por ciento informa de p茅rdidas financieras.
Jap贸n es el pa铆s que reporta mayores ingresos promedio por club, con 1.65 millones de d贸lares, mientras que los m谩s bajos de la tabla son Argentina, con 32,000 d贸lares, y Tailandia, con 24,000 d贸lares.
La FIFA se帽ala como un 谩rea de oportunidad los ingresos por patrocinio, que considera 鈥渄esaprovechados鈥, pues el 69 por ciento de los contratos en los clubes femeniles se negocian en paquete con el equipo varonil.
En M茅xico, el f煤tbol femenil recibe 2.6 millones de pesos anuales del banco BBVA, que desde 2013 da nombre a la Liga MX con una aportaci贸n de 10 millones de d贸lares (200 millones de pesos) al a帽o. Ambas ligas comparten los patrocinios de Voit, Caliente y Tecate.
鈥淓l v铆nculo que las jugadoras han creado con su afici贸n es algo que los clubes deben apoyar y fomentar para que se mantenga y la audiencia crezca cada vez m谩s鈥, se帽ala Paredes. 鈥淪e debe facilitar a la afici贸n ver los partidos y tambi茅n poder comprar merchandising de sus jugadoras favoritas鈥.
La salud econ贸mica de la Liga MX no parece ser un obst谩culo para mejorar las condiciones laborales de las jugadoras, pues seg煤n Arriola, el a帽o pasado se obtuvieron utilidades por primera vez desde 2016, mejorando sus propias expectativas.

El beso de las capitanas del equipo y el logotipo de Dick, Kerr鈥檚Ladies, fotograf铆a de Wikipedia.

En 1920, el popular equipo brit谩nico de las Dick, Kerr鈥檚 Ladies convoc贸 a 53,000 personas en el estadio de Goodison Park, en Liverpool. El f煤tbol femenil generaba m谩s recursos que el varonil, que eran donados a soldados y marinos heridos en la Primera Guerra Mundial, escribe la periodista Anuka Fern谩ndez Fuks. La Football Association, que regula el deporte en Inglaterra, decidi贸 prohibirlo bajo el argumento de que su pr谩ctica 鈥渆ra inadecuada para las mujeres鈥.
La prohibici贸n termin贸 en 1971, el a帽o del Campeonato Mundial de F煤tbol Femenil en M茅xico, 鈥渦n hito en la historia del deporte femenino latinoamericano鈥, escriben Elsey y Nadel en F煤tbolera: 鈥淓l evento, tanto en t茅rminos de popularidad como de 茅xito deportivo, refuta las afirmaciones paternalistas de que el deporte femenino es un acontecimiento reciente. As铆 tambi茅n socava la sugerencia de que el deporte femenino es impopular y no comercializable鈥.
Pero el tema del dinero no parece haber cambiado mucho desde que en 1971 el cronista Fernando Marcos se pregunt贸 cu谩ntas ganancias se destinaron a las jugadoras mexicanas que fueron 鈥渓a piedra de toque para ese 茅xito econ贸mico, espectacular y deportivo鈥. Su respuesta fue: 鈥渆l aplauso鈥.

10587620-lv52_14_17
A %d blogueros les gusta esto: