Feliz cumpleaños a Rosamaría Roffiel y los 31 años de Amora

El 30 de agosto de 1945, nació nuestra querida escritora Rosamaría Roffiel Franco, en la ciudad de Veracruz, y como muchas de ustedes saben ella ha vivido la mayor parte de su vida en la Ciudad de México. A sus 75 años de vida, Rosamaría nos agradece por felicitarla en su cumpleaños («Maravillosos 75… ¡Gracias!»), y como parte de nuestro reconocimiento a ella y su labor de toda una vida, compartimos con ustedes el texto que se presentó como parte de los festejos por los 30 años de la novela base del lesbofeminismo en México, y que para este mes de Septiembre de 2020, alcanza los 31 años de vida: «Amora».

Este libro, está actualmente agotado, pero en LeSVOZ estamos trabajando para sacar la siguiente edición del mismo en el 2021, además del nuevo libro «infantil» lésbico que está en elaboración actualmente y, mientras tanto puedes adquirir otro libro fundamental para la poesía lesbiana feminista de México y el mundo: Corramos libres ahora, en nuestra tienda en linea.

Rosamaria Roffiel, 2018 fotografía proporcionada por ella misma para LeSVOZ.

31 años de Amora, de Rosamaría Roffiel, por Mariana Pérez Ocaña

La primera vez que vi a Rosamaría Roffiel fue en un programa de canal Once, no recuerdo si fue a finales de los 70’s o mediados de los 80’s, pero sí recuerdo que fue en una entrevista compartida con Nancy Cárdenas, ambas hablaban de su trabajo literario y de ser lesbianas.

Ese recuerdo lo tengo muy claro porque era yo una niña-adolescente que había aprendido a callar sus deseos por las mujeres, a negarme ser lesbiana y, de pronto, estaba frente a la televisión viendo a estas dos mujeres increíbles hablando con total naturalidad y sin miedo de literatura y ser lesbianas.

1a Edición de Amora 1989, Ed. Planeta

Años más tarde se presentó Amora, su libro auto-biográfico que —nos platica Rosamaría—, empezó a escribir a principios de los 80’s y que pasó varios años guardado entre otros papeles, para ser retomado y terminado por ella misma más tarde.

La primera novela lesbiana feminista de México y América Latina había sido escrita y publicada, se presentó el 29 de septiembre de 1989, en El Buganvilia, famoso centro nocturno alternativo de aquella época, donde debutaban las nuevas bandas del rock mexicano entre otras presentaciones tipo cabaret.

Con lleno total esa noche, Amora se convirtió en una de las tres novelas más leídas y vendidas ese año en México, junto a “El general en su laberinto” de García Márquez y “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel; la primera edición se agotó en solo tres meses.11- Información proporcionada por la Dra. María Elena Olvera, el 18 de junio de 2019, en la presentación por los 30 años de Amora en la Sala Manuel M. Ponce en el Palacio de Bellas Artes.

De entonces a la actualidad se ha escrito otra historia, la de la propia novela Amora.

La segunda edición la dejaron embodegada, contrario a las reglas del capitalismo, el machismo mexicano decidió que un éxito de ventas que en otro país pudo haber sido un Best-Seller, terminaría siendo ignorada y años más tarde rematada como saldo literario.

La década de los 80’s escribía otro capítulo de la historia para las lesbianas. Recuerdo el 82, con la primera mega crisis económica que me quitó la oportunidad de ir a la universidad, los mismos años del inicio de la pandemia del VIH/SIDA que nos cambiaría la vida a millones de personas en el mundo y se llevó a familiares y amigos, entre una maldición contra la vida homosexual que se expandió hasta las mujeres lesbianas, pero donde más tarde descubrimos que nosotras íbamos a ser las sobrevivientes cuidadoras entre todas las poblaciones arrasadas por el estigma.

En el 85 el temblor del 19 de septiembre, nos despertó con un nuevo horror y sentido de solidaridad en esta ciudad de México, las lesbianas feministas también se organizaron para salir a las calles y apoyar a las poblaciones más vulnerables, entre ellas las costureras. También los 80’s nos trajeron la transición entre el desesperado rock punk al optimista new wave y new romatic, fue la primera gran ola que rompió los estereotipos del género visualmente; mientras en México intentábamos sobrevivir entre escombros nos enfrentamos al fraude electoral del 88, en esos años de subidas y bajadas económicas, entre movilizaciones sociales, vivíamos con el temor del estallido nuclear por la guerra fría que mantenían los dos bloques económicos; capitalismo y socialismo vivieron su máximo enfrentamiento en el ring de la Perestroika, Gorbachov acabó con el mundo tal y como lo conocíamos, se desplomó el bloque socialista ante el estupor del mundo entero, el imbatible capitalismo se alzó con el triunfo y nuestras frágiles almas no pudieron hacer prácticamente nada frente al nuevo orden, el neoliberalismo y la globalización entraron a escena para dominar desde entonces… ahí mismo la generación Yuppie vivía del desperdició económico mezclada con la generación X, la que surgió de las interminables crisis, que abría sus brazos a una mayor conciencia social y el desarrollo tecnológico; emergieron las primeras computadoras sin disco duro y junto al boom de internet, el mismo que se derrumbó y un par de décadas más tarde volvió a emerger con la web 2.0 y lo que ahora conocemos como redes sociales.

Edición de Amora en España, Ed. La llave la tengo yo.

En medio de todo ese tumulto de hechos históricos, como lo dice Rosamaría, su novela Amora iba caminando sola, en los 90’s tuvo una nueva edición en España, y para la era de la “democracia” y la primera caída del PRI en México, Hoja Casa Editorial (en su serie Raya en el Agua) publicó una vez más Amora, con la promesa de no volver a ser embodegada.

Ya pasaron 30 años de aquella primera edición, ha resistido el encierro, la negación en las librerías, quedar enterrada entre los prejuicios debajo de un montón de libros con mucho menor éxito, pero más cómodos al hetero-patriarcado y el mercado pro-gay.

Amora resiste, resiste Rosamaría, resistimos las lesbianas feministas un ir y venir entre la visibilidad y la negación, entre un montón de temas emergentes, entre una sopa de letras irreconocibles e imposible de digerir.

3a Edición de Amora, Ed. Hoja Casa Editorial.

Vamos por mucho más Rosamaría, nosotras felices de que existe Amora, de ti para nosotras, vamos las lesbianas feministas con nuestras propias historias, ya 3 o más generaciones que nos seguimos encontrando entre tus páginas, vamos por una nueva edición que no se quede embodegada, y con ésta generación millenial que quiere escribir su propia historia, una generación que ya no tiene miedo de sí misma, y que como tú nos enseñaste, sabe que su vida vale la pena ser contada, vivida sin miedo y con su propia Amora bajo el brazo.

 

 

LV51Amora5-6
A %d blogueros les gusta esto: